CUESTIÓN DE ACTITUD


 

 
 

Es un punto de vista personal para confrontar los problemas y buscar sus soluciones, para realizar las actividades cotidianas,  vivir la vida misma, a esto se le llama actitud. Es un factor muy importante para tener o no éxito en todas esas actividades y situaciones en las que se enfrenta una persona.
La gente que piensa de manera negativa se encierra en un campo magnético y por consecuencia atraerá fracasos y malas vibras. Todo lo que llega a realizar tendrá resultados negativos, miles de problemas a los cuales no les encontrará solución, por tal motivo vivirá frustrada e insegura de sí, teniendo una vida monótona y sin sentido. Permanece siempre con una actitud negativa.
Pero por el contrario, la gente emprendedora, la que despierta con deseos de superación, la que a pesar de tener problemas en su vida está llena de optimismo crea un campo magnético que atrae cosas positivas y todo lo que llega a realizar obtiene buenos resultados y encuentra no sólo una, sino más soluciones a un problema.
Todo esto pasa exactamente igual en la práctica de las artes marciales. Existen dos tipos de personas: los que asisten a su dojo solo por tener una actividad física, por cumplir con una obligación, de tomar clase porque ya pagaron una mensualidad; los que se conforman con practicar sólo en clase y no fuera de ella; los que si hacen mal un golpe, una patada, una kata, etc., no se esfuerzan por corregirlo; los que siempre llegan tarde y con flojera y siempre tienen una excusa para todo cuando faltan a sus clases y los que se molestan cuando su profesor los corrige. Éstos son los de la actitud negativa.

En contraparte, están los que a pesar de tener muchas actividades abren un espacio y respetan el tiempo de su entrenamiento , esperan con mucho ánimo el día de su clase estableciendo un compromiso consigo mismo para no faltar y llegar temprano a ella aunque en algunas ocasiones su estado de salud no sea la adecuada;  su mente está siempre abierta al aprendizaje y lo que ya aprendieron tratan de perfeccionarlo al máximo. Si algo no les sale bien se esmeran y dedican más tiempo hasta lograrlo, no ven obstáculo alguno en su entrenamiento y, sobretodo, no se conforman sólo con tomar su clase sino en su tiempo libre dedican un espacio para repasar, siempre están llenos de optimismo, nunca se dan por vencidos y buscan objetivos cada vez más altos.

Si tienen una derrota en algún torneo les sirve de motivación para analizar en qué han fallado y para no cometer los mismos errores, tienen una actitud ganadora, es decir, una actitud positiva.

¿A qué grupo de personas te gustaría pertenecer? ¿A los que viven sumidos en sus errores y fracasos, a los que la demás gente hace a un lado por tener baja autoestima? ¿O a los que son un ejemplo a seguir por irradiar y transmitir buena vibra, que se sirven de sus errores y tropiezos  para obtener mejores resultados y lograr siempre lo que se proponen?
Es una decisión personal entre buscar constantemente el éxito y perfeccionamiento ante las adversidades y problemas o tener una excusa ante la falta de compromiso a los retos que nos pone la vida.

Actitud positiva o negativa, tú eliges.

Por Sifu Celestino Maya T.

 
     
    Site meter