2° Campamento de playa Cancún 2010


     
 

Un excelente sabor de boca nos dejó la más reciente aventura organizada por Sadoc Sierra Studios, 9 días que no fueron suficientes para disfrutar las maravillas que regala a nuestros sentidos el incomparable sureste mexicano.
“Está lloviendo mucho”, “Hay mal tiempo y se va a poner peor”, “Ya es época de huracanes”, “Viene una nueva tormenta”, “El petróleo no tarda en llegar a la península de Yucatán”, etc., etc., fueron algunos de los comentarios que nos hacían antes de partir, intentando quizá que desistiéramos  y nos olvidáramos del viaje; pero nada nos hizo titubear y a pesar de todo tomamos el gi, la cinta y las armas, los colocamos dentro de la mochila y abordamos el autobús la noche del 9 de Julio para cumplir con nuestro destino.
Viajamos toda la noche y gracias a un bloqueo en la autopista (de esos que no son frecuentes) tuvimos un retraso de varias horas que a su vez provocó cambios en el itinerario. Al fin, el sábado 10 por la noche llegamos a Misol-Há donde ya nos esperaban, todo estaba muy obscuro y sólo se escuchaban los sonidos de la selva y el golpear del agua al caer, nos instalamos y sólo queríamos descansar. Al siguiente día por la mañana el espectáculo era impresionante, las cabañas apenas asomaban entre el exuberante verde de la selva húmeda y enmarcando la extraordinaria caída de agua de 30 ms. de altura. Todos con uniforme  nos reunimos para realizar ejercicios de acondicionamiento, básicos, lanzamiento de shuriken y fukiya. Después de un desayuno ligero abordamos el autobús para dirigirnos a las cascadas de Agua Azul que aunque son muy distintas a Misol-há también son bellísimas, y haciendo alarde de una gran condición física caminamos cuesta arriba hasta llegar a una zona tranquila y segura donde pudimos nadar por largo rato. Caída la tarde regresamos a las cabañas de Misol-Há pues a la mañana siguiente deberíamos continuar el viaje hacia Bacalar.  Pero no podíamos dejar Chiapas sin visitar Palenque, así que nos dirigimos hacia allá y tomamos un tour por la selva y la zona arqueológica, fue excelente descubrir la manera en que los mayas interactuaban (y lo siguen haciendo) con su medio ambiente para desarrollar la gran civilización que fueron; y también contemplar  en sus construcciones la enorme sabiduría que poseían. Ahora sí, dejamos palenque para dirigirnos a nuestra siguiente parada, Bacalar.  Una vez más, llegamos al lugar de noche y parecía que nunca llegaríamos pues por más que avanzábamos el hotel no aparecía, finalmente lo encontramos, inmediatamente nos instalamos y descubrimos la alberca, apenas dejamos las maletas y todos corrimos al agua, ahí estuvimos hasta muy entrada la noche, poco a poco todos nos retiramos a descansar. Al día siguiente volvimos a sorprendernos con la excelente vista de la laguna y lo que parecía alberca era precisamente parte de la laguna de los siete colores, pero en ese momento solo nos contentamos con contemplarla pues saldríamos de inmediato hacia Belice. Llegamos al lugar y la mayoría coincidimos en que no era lo esperado, pues muchos productos no eran de muy buena calidad y los precios tampoco eran tan bajos, quizá buscando con más tiempo… quizá.  Nada como regresar a tu patria, así que volvimos y visitamos el Cenote Azul que es impresionante sobre todo si tomamos en cuenta su gran profundidad, pero no estuvimos mucho  tiempo así y solo los mejores nadadores entraron a sus aguas (Mónica, Julio y Adán); todos deseábamos ya regresar al hotel pero sobre todo a la Laguna. Pasamos el resto del día en el agua hasta que obscureció, pero el tiempo no parecía transcurrir entre juegos, conversaciones, baile y canciones. El miércoles 14 fue difícil despertar en la madrugada para tomar camino a las 5 de la mañana,  a eso de las 11 am llegamos a Tulum, el calor era extenuante pero eso no nos impidió admirar el contraste de las ruinas arqueológicas y el azul turquesa del mar, rápidamente nos despedimos de los cientos de iguanas que descansaban a lo largo y ancho de la zona y nos dirigimos a Playa del Carmen.  Ya instalados en el hotel nos dirigimos al muelle para abordar el ferri que nos llevaría a Cozumel pero ya era muy tarde y decidimos quedarnos a descansar y disfrutar de la playa.  El jueves la cita fue a las 8 am para entrenar precisamente en la playa  pero lo mejor de todo  fue practicar grappling en la blanca arena y luego realizar pateo y pelea dentro del agua. Luego de un merecido desayuno, nos dividimos en dos grupos uno visitó Xcaret y el otro Cozumel,  aunque se vivieron experiencias diferentes, todos quedamos satisfechos de lo sucedido en el día, los jóvenes incluso, tuvieron energía aún para salir a conocer el ambiente nocturno de “Playa”.  Para el viernes todo el grupo subió al autobús y nos dirigimos a puerto Juárez donde iniciamos un tour por Isla Mujeres, fuimos al pueblo donde conseguimos los regalitos para la familia y algunos disfrutaron de la playa, de ahí seguimos al “acuario” donde pudimos “snorkelear” y nadar con cientos de peces de colores en los arrecifes, luego visitamos al tiburón ballena que posó para la foto y ahí nos prepararon un delicioso pescado asado que todos devoramos. De regreso a Playa del Carmen  y ya entrada la noche paramos en Cancún, disfrutando del excelente ambiente que se vive por las noches en el Boulevard Kukulkán, pero como a la cenicienta, se nos acabó el tiempo y regresamos al Hotel. Demasiado pronto se llegó el sábado 17, realizamos nuestro último entrenamiento en la playa ejecutando técnicas contra cuchillo, se entregaron constancias y se tomaron las últimas fotos de grupo.  A las 2 pm todos a bordo del autobús nos despedimos de Playa del Carmen e iniciamos el camino de vuelta.  Y como todo lo que empieza acaba, la aventura llegó a su fin el domingo 18 a las 11 de la noche justo en el lugar donde había dado inicio.


Agradecemos profundamente a todos aquellos que se atrevieron a vivir con nosotros esta experiencia, sabemos que no fue fácil y eso lo hace todavía más especial:


ATIZAPAN: Diana, Lety, Erick, Bruno, Alex, Alejandro, Amaranta, Julio César, Florencio, Ventura, Chayito, Aquetzalli, Edith, Liliana, Don Gero.
ECATEPEC: Miguel, Adriana, Diana, Ángel, Adán, Fabián, Sadoc.
NICOLÁS ROMERO: Adriana, Ronaldo.
PIRULES: Daniel.
CUAUTITLÁN: Eduardo, Ana Elizabeth, Don Lalo, Alicia, Eladia, Ismael.
MICHOACÁN: Magali, Fanny, Ma. Luz, Azul.
ALBUQUERQUE, N.M.: Mónica

 

 
     
    Site meter