Postura y Equilibrio

  Por Sam Allred
 

Otra de tus metas para tener éxito en una pelea callejera es mantener tu propio equilibrio físico cuando destruyes el equilibrio de tu oponente. Con una buena postura y equilibrio puedes utilizar tu fuerza entera. Atacando y destruyendo el equilibrio de tu oponente tienes una decidida ventaja porque su fuerza, peso, medida y poder, no pueden utilizarse completamente.

Hay numerosas posturas de pelea que están en constante cambio durante una riña. Las posturas pre-pelea no son las mismas posturas que durante la pelea. Las poses de judo, kenpo, tae kwon do, karate, boxeo, luchas, etc. son todas diferentes una de otra, pero sin embargo todas son efectivas. Diferentes instructores y practicantes dentro de cada arte de pelea tienen su propia variación de posturas. Buenas posturas permiten el uso correcto de técnicas de ataque y defensa con ambos lados, izquierdo y derecho.

La idea es tener una postura que te permita dar golpes fuertes en tus movimientos de tal manera que tengas máximo poder sin perder el equilibrio. Si haces contacto con un oponente con una poderosa patada trasera, como ejemplo, tu empuje contra él puede rechazar tu propio cuerpo hacia adelante o empujar tu propia cabeza hacia el suelo, o si falla la patada o bloqueo completamente, tu ímpetu puede causar que te desvíes de tu oponente y qué consecuentemente quedes por un momento sin equilibrio y con tu espalda hacia él.

Estudia las poses de pre-pelea en éste dominio y otros lugares y libros, y practica sus posturas básicas y movimientos, usándolos como tus posturas básicas de principiante. Generalmente, mantendrás tus rodillas ligeramente dobladas, tus pies separados a la altura de lo ancho de tus hombros con una justa distribución de peso en cada pie (dependiendo de tu técnica para atacar), tu cuerpo y cabeza rectas, brazos y manos puestas en su lugar, los ojos siempre sobre tu oponente y listo para moverte en cualquier dirección para ataque o defensa. Las posturas de riña (y otras necesidades para una buena habilidad para pelear) son completamente naturales para algunas personas y muy innaturales para otras. Sin un maestro, tus posturas de pelea tienen que aprenderse y desarrollarse por ti, por tus propios estilos, tus propias técnicas de pelea, coordinación, fuerza, equilibrio, medida, y agilidad, usando fotografías y video en dominio y libros para guías.

 

<< Regresar a Publicaciones

 
 
Email Sam Allred
Site meter